19/2/11


La Red Abolicionista en Política Tandil-Argentina-15-02-11

Entrevista a Alberto Ilieff, integrante de la Red quien además es uno de los coordinadores de la misma.
Contacto: redabolicionista@yahoo.com.ar

"Es necesario dejar de ver la prostitución como algo natural o como destino de algunas mujeres".

La Red Abolicionista, es una entidad que actúa en red y virtualmente para combatir la prostitución y la trata de personas. A raíz de recientes hechos que trascendieron en Tandil, esta ONG se interesó por la situación a nivel local. Consideran que "como ciudad pujante, atrae este tipo de actividades". Consideran positiva la ordenanza aprobada a fines del año pasado.

por Política Tandil | 05/02/2011

Días pasados, un operativo encabezado por la Policía Federal puso de manifiesto que Tandil no es ajeno a la trata de personas. El allanamiento, realizado en un cabaret de la Colectora Luis Macaya, comprobó que en lugar había dos mujeres que eran retenidas en contra de su voluntad.

El caso es similar al de tantos otros: las chicas -en este caso paraguayas- son traídas al país a través de engaños de trabajos legales y bien remunerados. Cuando llegan a la ciudad son obligadas a ejercer a la prostitución y reducidas a la servidumbre.

El año pasado, un juicio oral llevado a cabo en Mar del Plata, ventiló la metodología de esta red de prostitución. El caso se inició a raíz de una mujer que logró escapar de un privado donde estaba retenida. La Justicia condenó a los responsables del lugar y puso de manifiesto que este tipo de delitos necesariamente cuentan con la complicidad o la anuencia de la Municipalidad y la Policía.

Por el lado de la Municipalidad, recientemente se reglamentó una ordenanza que directamente prohíbe el funcionamiento de cabarets en el partido de Tandil. Por el momento, rige el plazo para que este tipo de locales se adapten a la norma.

A raíz de estos casos, la Red Abolicionista -una ong dedicada a combatir la prostitución y la trata de personas- se interesó por la situación en la ciudad.

Política Tandil dialogó con Alberto B Ilieff, uno de sus responsables.

-¿Cómo se formó esta red y quiénes la conforman?

-La Red Abolicionista está formada por un grupo de personas y organizaciones de larga trayectoria en estos temas de la prostitución y la trata de personas. En el transcurrir por diferentes lugares y tener una misma filosofía con respecto a esta temática social es que decidimos agruparnos y formar la Red Abolicionista.

Como su mismo nombre lo señala, nuestro punto de análisis básico es el abolicionismo. Este tiene una importante raigambre en nuestra sociedad y especialmente en Argentina. Consideramos que determinadas problemáticas sociales no se solucionan prohibiéndolas o reglamentándolas, ambas posturas no solucionan el problema, simplemente lo esconden, le cambian el nombre y crean la ilusión de que ha desaparecido.

Por el contrario, el abolicionismo dice que es necesario modificar las condiciones que permiten que el grave problema social que es la prostitución siga entre nosotros.

¿Cuáles son sus objetivos?

Abolir la prostitución y la trata de personas en todas sus formas.

Nos guían los Derechos Humanos y el Convenio contra la Trata de Personas y la Explotación de la Prostitución Ajena, dictado por Naciones Unidas, cuyo preámbulo dice:

"Considerando que la prostitución y el mal que la acompaña, la trata de personas para fines de prostitución, son incompatibles con la dignidad y el valor de la persona humana y ponen en peligro el bienestar del individuo, de la familia y de la comunidad"

Declaramos que la prostitución es una violencia extrema de género, una violación a los Derechos Humanos básicos, especialmente a la dignidad humana.

Nunca trabajo, sí violencia.

El abolicionismo considera que la mujer que está en situación de prostitución no comete ningún delito y por lo tanto no debe ser judicializada, sí deben ser perseguidos por la Justicia los que facilitan o explotan la prostitución.

La mujer es una víctima que debe ser protegida y recibir ayuda para reintegrarse a la sociedad, para ello se debe contar con leyes y programas de apoyo que contemplen no solo la coyuntura sino que deben proporcionarle los medios integrales que le permitan edificar un futuro propio sin dependencias.

Afirmamos que la prostitución es violencia contra las mujeres, niñas y niños. Exigimos el cumplimiento del Convenio contra la Trata de Personas y la Explotación de la Prostitución Ajena dictado por Naciones Unidas.

Impulsamos el combate contra proxenetas, tratantes y usuarios, por eso insistimos en el concepto: “Sin clientes no hay prostitución”.

¿Cuál es la metodología de trabajo?

Esta es una red virtual creada para intercambio de información entre aquellas personas y entidades que ya estamos trabajando en esta área. Compartimos información, también discutimos ideas y estrategias e implementamos modos de inserción en la sociedad con el objetivo de ir creando conciencia y desmitificar a la prostitución.

También intervenimos en el medio con notas, con publicaciones, concurriendo ante los poderes del Estado cuando somos convocados o de motu proprio.

¿Cómo analizan la actualidad en torno a este tema?

Desde distintos ámbitos y especialmente desde Naciones Unidas se está advirtiendo que la trata de personas está creciendo en el mundo. De ser el tercer negocio ilegal mundial en magnitud, en algunas zonas ha pasado a ser el primero, superando al tráfico de drogas y la venta de armas. Esto nos muestra la gravedad de la situación.

Junto al aumento de la trata de personas obviamente se registra uno similar en la prostitución porque no es posible separar una cosa de la otra. La trata existe porque se necesitan mujeres, niñas y niños, para abastecer a los prostíbulos. Recordemos que el 90 por ciento de las víctimas de trata son mujeres y niñas destinadas mayoritariamente a la prostitución.

Nuestro país no es ajeno a esta situación. Hacia aquí llegan mujeres y niñas de Paraguay, Brasil, República Dominicana, Perú, Bolivia, especialmente. Además existe una enorme trata interna de niñas y mujeres que son traídas desde las provincias más pobres (Misiones, Formosa, Chaco, Tucumán) hacia las más ricas o hacia sectores de producción.

En este momento en que la seguridad es un tema central no debemos olvidar que los prostíbulos son terminales de cadenas delictivas. Detrás de ellos están los tratantes de personas, el tráfico de drogas -siempre está ligado a estos temas por varias razones que sería largo explicar aquí- los que explotan a las mujeres, los funcionarios corruptos, etc. por lo que no es un hecho menor o inocuo socialmente la existencia de un burdel o como se le quiera llamar.

Tengamos presentes dos hechos fundamentales: Argentina es un país abolicionista por su propia Constitución. Nuestro país ha firmado el Convenio para la Represión de la Trata de Personas y la Explotación de la Prostitución Ajena de Naciones Unidas el que como tal está incorporado a nuestra Carta Magna. Además la llamada Ley de Profilaxis -12.331- expresamente prohíbe en todo el ámbito nacional la existencia de burdeles.

En todo esto no olvidamos la trata con fines laborales que también es importante y sigue recorridos similares, pero esta es de menor magnitud.

¿Y la situación particular en Tandil?

En todo burdel, lo sepamos o no, hubo, hay o habrá mujeres víctimas de trata y niñas porque precisamente esta es la condición en que son cubiertas las “plazas” y además se aseguran el recambio para que el prostituyente (“cliente”) no se aburra. En esto Tandil no está afuera.

Además como ciudad importante y rica, atrae este tipo de actividades.

No es posible hablar de cantidades porque al ser algo ilegal no existen registros.

En general no aparecen noticias respecto a allanamientos o intervenciones judiciales en esa ciudad y su zona de influencia que sean significativos, lo que no significa que allí no haya trata de personas.

¿Creen que la nueva ordenanza es beneficiosa?

Toda ley -en este caso ordenanza- implica un avance en la sociedad, un tema que antes no era reconocido como problema parece ahora señalado. La ordenanza además de cumplir con la ley es un indicador para toda la comunidad de la conducta que ya no puede ni debe ser considerada neutra o valiosa, como en este caso la prostitución.

Es un avance también hacia el reconocimiento de la mujer. La prostitución es un acto de violencia hacia la mujer, por eso, aquella comunidad que tolera este tema está favoreciendo por inacción la vulnerabilidad de toda mujer, no sólo de la que está en esta situación.

¿Cuál es el rol que cumplen en esta problemática el Municipio, la Justicia y la Policía?

¿La sociedad en general tiene parte de responsabilidad en esta situación?

Trataré de contestar a ambas preguntas en una sola respuesta porque las instituciones (Municipio, Justicia, etc.) son parte de la sociedad.

La prostitución y la trata de personas son un problema social, no es algo individual, no es algo que cada persona puede decidir por sí misma porque involucra a todos y todas.

Surge de considerar que hay mujeres que están a disposición para la satisfacción de algunos varones y que estos pueden hacer el uso que quieran siempre y cuando paguen la tarifa. En este caso la suma de dinero quiere ocultar que en realidad se ejerce un acto de violencia.

Es también un problema social porque las personas que están en esa situación son aquellas a las que no se ha dado herramientas educativas, capacitación, empleo con un sueldo acorde a sus necesidades. No se encuentran personas en prostitución que digan que de poder dejarla seguirían.

El papel de la Policía y de la Justicia son fundamentales porque ambos son los elementos del Estado para hacer cumplir la ley, y si ellas no lo hacen, todo el sistema democrático cruje y entonces la ley y la Justicia pierden credibilidad.

En este punto es importante señalar la valiosísima intervención de los medios de comunicación pues gracias a ellos es que está cambiando la óptica en relación a este tema. Los medios además de difundir noticias son creadores de opinión y difusores también de ideas y valores, de ahí la importancia que tiene su participación. Al hablar de medios estamos hablando también de periodistas, de personas comprometidas que han dedicado tiempo y esfuerzo en informarse, en repensar lo que creían saber, en tomar una posición y hoy están a nuestro lado.

Por todo esto, nos parece necesario que toda la comunidad y sus poderes comiencen a ver a la prostitución como una problemática grave en que están inmersas miles de mujeres y niñas y que sin la ayuda del Estado y en algunos casos sin la decidida intervención judicial y policial no podrán salir de este cautiverio.

Es necesario que se deje de ver a la prostitución como algo natural, como un destino de algunas mujeres, y se empiece a ver que hay violencia, que hay daño y que también toda la sociedad termina dañada.

Por cualquier consulta: red abolicionista@yahoo.com.ar
Fuente: www.politicatandil.com

No hay comentarios: