30/7/17

Voto cero (0)

Es fundamental que la sociedad tome la postura de abolir el sistema prostituyente. Una opción es que se aplique el sistema sueco, otra la sanción social, -bien entendida- que es lo que logrará el cambio cultural hacia una sociedad en donde la práctica de las sexualidades sean libres y placenteras. Y no permitir que desde los estados, con la regulación de la prostitución, nos condene a una sexualidad precaria, alienante y violenta.

No hay comentarios: